Tecnología para la diversión, no por encima de esta

Hoy hablamos de cómo la tecnología aplicada a un videojuego ha ganado importancia entre la comunidad de usuarios con el paso del tiempo y es cada vez más vital a la hora de disfrutarlo…

Este post debería estar clasificado en la categoría de Opinión, pues refleja lo que pensamos sobre este tema (y hablo en plural porque mi compañero tiene, creo, una idea muy similar a la mía al respecto). Pero, ya que hablaremos de tecnología, creo que también este es un buen sitio.

¿A qué nos referimos exactamente? La respuesta es sencilla: a analizar por qué el aspecto tecnológico ha cobrado la importancia que tiene actualmente en el mundo del videojuego, donde ha llegado al punto incluso de solapar o ensombrecer otros igual o más vitales para el usuario.

Y es que son estos quienes demandan cada vez más información sobre cosas como, por ejemplo, el funcionamiento interno de las máquinas o diversas terminologías relacionadas con las capacidades de las mismas, algo a lo que las compañías no han permanecido ajenas y, en consecuencia, han ido ofreciendo dicha información a los medios que han sido, en última instancia, los generadores de esa necesidad de saber más acerca del tema.

En definitiva, la difusión y consumo de esta clase se ha convertido en una especie de rueda en la que unos alimentan a los otros, haciendo que la bola de nieve crezca imparable. Personalmente, es algo que no deja de sorprender cuando echamos la vista hacia atrás y vemos el comportamiento del usuario medio en generaciones pasadas donde, como norma, lo que importaba de verdad era el juego en sí y no si se veía a más o menos resolución o con una mayor tasa de imágenes por segundo. Sin embargo, ahora las tornas parecen estar dando un giro de 180º y vemos como, poco a poco, las especificaciones técnicas van ganando peso a la hora de decantarse por un sistema concreto o, como en la actualidad, un juego concreto.

Está bien que el mundo avance, que vayan saliendo cosas nuevas y que nos adaptemos a nuevos retos pero, en lo que a videojuegos se refiere, parece que estamos perdiendo el norte aunque tampoco sería la primera vez. Basta con recordar lo que sucedió durante los primeros tiempos de la generación de 32 bits y la obsesión de muchos usuarios por el número de polígonos que una consola o juego podía mostrar en pantalla, un dato que terminó por convertirse en baremo para medir su calidad…

Y lo mismo ocurriría años más tarde cuando el juego online comenzó a integrarse de una manera masiva en una gran cantidad de títulos, lo que hizo que aquellos que no tuvieran dicha opción se viesen relegados a un segundo plano no ya solo por los jugadores sino por una prensa especializada que llegó a considerar este aspecto de suma importancia a la hora de emitir su veredicto final.

Ahora nos encontramos con un panorama que, en cierto modo, asusta y que aunque es algo que ya desde un principio siempre ha existido en el mundo del PC, ha dado el salto a las consolas: las distintas configuraciones que priorizan la calidad visual y el rendimiento de un juego. Es pues cada vez más común ver cómo se habla de “modos 4K a 30 FPS y 1080p a 60”, por poner un ejemplo. Y esto es algo que tiene sentido en una plataforma cuyo hardware varía enormemente de un usuario a otro pero, ¿lo tiene en un sistema cerrado como es una consola?

Pues en esa tesitura nos hallamos y, como ha pasado con tantas otras cosas, irá a más hasta que se convierta en algo completamente normal. En GAMALT pensamos que esos datos técnicos poco o nada tienen que ver con el objetivo del juego en sí, que es entretener, divertir y hacer vivir experiencias a quienes se ponen a los mandos. Por ello creemos que todas las noticias de este tipo deberían ser clasificadas, como así pretendemos hacerlo aquí, en una categoría concreta y lejos de lo general porque el usuario medio, ese que solo quiere jugar, puede verse abrumado por una tormenta de números y especificaciones que no necesita conocer para disfrutar su afición mientras que quienes sí quieren profundizar en el asunto pueden de esta forma tener un sitio al que acudir para informarse.

Como es de esperar, lo más probable es que este texto caiga en un olvido casi inmediato pero no por ello vamos a dejar de decir lo que pensamos porque, aunque la mayoría de los usuarios no preste atención alguna, sabemos que algunos sí lo harán y compartirán este mensaje o darán a su vez su propia opinión…

4 comentarios en «Tecnología para la diversión, no por encima de esta»

  1. Sinceramente estoy de acuerdo, las consolas son para poner un juego, jugar y ya, tienen tripas y especificaciones tecnicas sí, que son tan necesarias de conocer como en un pc, pues no. Sin embargo dado que ahora el ordenador es un competidor más y mucha gente tiene acceso a conocimientos de informatica se le ha dado una nueva relevancia, que como curiosidad puede estar bien, pero no deberia ser un factor tan determinante a la hora de comprar o no una nueva consola.

    Un saludo ^^

    1. Por eso pensamos que todo aquello que rodea a la tecnología debería estar separado de lo que es el juego en sí mismo, su propuesta, contenido y capacidad de diversión. Está muy bien conocer datos y saber más sobre el hardware y cómo funciona, además de la implementación de técnicas de rendimiento como puede ser el “ray tracing” pero estaría mejor si todo eso estuviera catalogado aparte de los contenidos más generales porque no a todo el mundo le interesa y/o comprende esos conceptos. No creo que llegue nunca a darse el caso pero bueno, por proponerlo tampoco pasa nada, ¿verdad?

      Gracias una vez más por pasarte y opinar, Spiegel. Saludos.

    1. Bueno, me parece un planteamiento un poco radical pero cada uno tiene su forma de verlo. No obstante, de poco serviría una buena fachada e incluso grandes posibilidades si, a la hora de coger el mando, el juego no se pudiera manejar bien o diera problemas.

      De todas formas, tampoco se trataba de decir si algo es mejor o peor sino si hay que dar más o menos importancia a según qué cosas y en lo que se refiere a la tecnología, a pesar de lo que esta representa (es la base sobre la que luego funcionan los juegos), creemos que no debería ser tan mediatizada, Saber los entresijos de los juegos y máquinas está muy bien, pero uno no se las compra para eso sino para jugar y pasarlo bien…

      Gracias por pasarte y comentar una vez más, Güevonadas. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *