Análisis: Stranglehold

Hoy analizamos “Stranglehold”, un juego de acción que, pensamos, gustará mucho a los fans del género y a los de las películas de John Woo…

Qué tienen los juegos de “pegar tiros” que tanto atrae a infinidad de usuarios. Da igual si hablamos de naves espaciales o cualquier otro vehículo, o si se trata de manejar a un héroe/heroína en primera o tercera persona porque la acción trepidante estará garantizada. El título que hoy voy a analizar es un ejemplo perfecto de esto, de modo que vamos sin más dilación a entrar en materia para descubrir qué tal es este “Stranglehold“…

Leer más “Análisis: Stranglehold”

Análisis: Panzer Dragoon Remake

Hoy analizamos el retorno de una de las joyas de Saturn, adaptada a los tiempos actuales. ¿Estará “Panzer Dragoon Remake” a la altura?

Seguro que habéis escuchado más de una vez eso de “los viejos rockeros nunca mueren”. Pues bien, eso también se aplica a los juegos que se han ganado, por derecho propio, el adjetivo de “clásicos” y “Panzer Dragoon” es uno buen ejemplo. Es normal, pues, que se hayan fijado en él para adaptarlo a los tiempos actuales lo justo y necesario, respetando su esencia. Veamos cómo ha sido el resultado final…

Leer más “Análisis: Panzer Dragoon Remake”

Análisis: Hotshot Racing

¿Sois fans del género arcade de conducción y no os importa el realismo visual? Entonces “Hotshot Racing” es vuestro juego sin duda alguna…

Vivimos en la era del realismo, tanto a nivel visual como de sensaciones, y no son pocos los que buscan estas experiencias que solo los grandes simuladores pueden ofrecer. Pero también los hay que solo desean pasarlo bien con propuestas desenfadadas que anteponen la diversión directa a cualquier otro aspecto técnico y hoy en GAMALT vamos a analizar una de las últimas: “Hotshot Racing“, un claro homenaje a aquellos clásicos de los 90 que tanto nos dieron, entonces y ahora, a quienes los disfrutamos (y seguimos haciéndolo)…

Leer más “Análisis: Hotshot Racing”

Análisis: Rime

Hoy retomamos los análisis de videojuegos hablando de “Rime”, una cautivadora aventura que a todo el que la juegue le hará soñar…

Ayer fue el Día de la Hispanidad. Para el que no lo sepa en dicho día se celebra, entre otras cosas, todo aquello que lleva el nombre de este país por todo el mundo con orgullo y los videojuegos no son una excepción. Hace muchos años España fue considerada una auténtica potencia en este sector gracias a una ingente cantidad de grandes clásicos que traspasaron fronteras y que todavía hoy son recordados y admirados por los más veteranos. Hoy otros vienen a reclamar ese trono que quedó vacío con joyas como la que hoy vamos a analizar para vosotros… Leer más “Análisis: Rime”

Análisis: Shadow of the Beast (PlayStation 4)

Hoy toca un juego actual, y el elegido es la reinterpretación de todo un clásico, el famoso “Shadow of the Beast”, que ha llegado a los circuitos de PlayStation 4…

Son muchos los juegos que ven la luz tanto en consola como en ordenador, aunque es cierto que también los hay que nunca lo lograrán. Ocurre a menudo que un juego que esperamos se queda a las puertas o ni siquiera se inicia su desarrollo como ha pasado, por ejemplo, con el miles de veces nombrado “Half-Life 3” (o el Ep. III de su entrega anterior). Sin embargo también se da el caso de ese juego que llega al mercado sin que nadie lo esperase. El último ejemplo de esto que he tenido el placer de jugar ha sido el del “remake” del clásico “Shadow of the Beast” que llegó a PlayStation 4 en 2016…

El juego, disponible únicamente en formato digital salvo en Asia, nos presenta una versión del clásico acorde a los tiempos, tanto en lo técnico como en lo puramente jugable pero sin renunciar del todo a sus señas de identidad. En esta entrega, al igual que la que vio la luz en 1989 para Amiga y que, por cierto, está incluida en el juego a modo de contenido desbloqueable, nos enfrentaremos a diversas hordas de enemigos, cada uno con sus propias pautas de ataque y defensa, a los cuales deberemos derrotar tratando de sufrir el menor daño posible. En este sentido, el manejo de Aarbron (nombre del protagonista) es bueno y responde velozmente a las órdenes del mando. No obstante hay que decir que hay que ser bastante hábil y preciso en los momentos más complicados tanto de plataformeo como de combate, donde nos veremos en repetidas ocasiones rodeados por numerosos adversarios que nos asestarán terribles golpes al menor descuido.

Aarbron tiene un limitado número de puntos de vida (como en el original), y no abundan los items de recuperación. Por fortuna existen varias formas de recuperar tanto la propia vida como la sangre, elemento que se usa para llevar a cabo los diferentes movimientos especiales y que, como el resto de atributos, podremos ir mejorando con la puntuación que obtengamos tras finalizar cada nivel. También es posible, como dije antes, desbloquear el juego original además de un montón de extras en forma de ilustraciones, la música original y otras cosas que prefiero no mencionar para no estropear la sorpresa de quien decida hacerse con el juego. En este sentido, “Shadow of the Beast” es un juego muy, muy rejugable, lo cuál siempre se agradece.

En lo referente a su apartado gráfico, el juego presenta siete niveles perfectamente diferenciados por los que nos desplazaremos de forma lateral, siguiendo nuevamente la pauta del clásico a pesar de que todo el juego está creado con gráficos tridimensionales. También los enemigos son sumamente variados en aspecto y comportamiento aunque, por razones obvias, hay que destacar al propio Aarbron por encima del resto, ya que desde la pantalla de inicio se hace evidente el gran mimo y cuidado que se ha puesto en su recreación. La iluminación global y algunos efectos como las llamaradas de fuego son también aspectos dignos de ser mencionados. Por otro lado la música, con temas originales y versiones actualizadas, cumple bien su función de ambientar nuestro periplo.

Opinión personal:

Si en su momento me sorprendió para bien la noticia de la llegada de este juego (todavía no tenía la consola por aquel entonces), igual de positivo ha sido disfrutar de él. “Shadow of the Beast” no es un juego largo. De hecho es perfectamente posible completarlo de un tirón pero el tiempo que le dedico en cada partida, sea mayor o menor, siempre será un tiempo bien aprovechado. En el momento de escribir este artículo tengo casi todo su contenido desbloqueado pero estoy seguro de que, cuando consiga el cien por cien del mismo, todavía volveré a jugar más de una vez, de dos y de muchas más porque el título lo merece. Una vez más, mi instinto a la hora de adquirir material para jugar no me ha fallado…

Análisis: Toren

“Toren”, un indie de PlayStation 4, es el juego que analizamos hoy en el blog. Os adelantamos que nos ha gustado…

En la actualidad y gracias a las políticas de las grandes empresas es más sencillo que nunca, para los pequeños estudios, publicar sus creaciones en la mayoría de las plataformas existentes, ampliando así el catálogo de las mismas aunque luego tener o no el éxito que se espera ya dependa de otros factores. Hoy vamos a acercarnos a uno de estos juegos de corte “indie” cuyos desarrolladores son un grupo afincado en Brasil llamado Swordtales, que nos presentan una curiosa propuesta de acción y plataformas en la que veremos, literalmente, crecer a la protagonista a medida que desentraña el secreto que encierra “Toren“, una torre inmensa construida con un oscuro propósito y que se convertirá en el escenario principal de la aventura, además de dar nombre al juego. Adentraros con nosotros en su interior para conocer mejor lo que allí encontraréis…

Empezando como siempre por el aspecto jugable, “Toren” nos da la posibilidad de controlar a una niña llamada Moonchild, cuya misión es acabar con un poderoso dragón negro para así poder cerrar un ciclo. Sé que esto suena vago pero, si lo jugáis, lo comprenderéis mejor. Para ello debe ascender por el interior de la torre e ir sorteando los diferentes obstáculos que hallará por el camino. “Toren” se juega en tercera persona, con un movimiento de cámara limitado que centrará la acción en diferentes planos según sea el caso. Moonchild podrá correr, saltar, subir y bajar escaleras, luchar con la espada (una vez la tenga en su poder) y alguna que otra acción más que se nos dará la ocasión de realizar. El control responde bien y solo hay que mencionar, como punto negativo, que podremos tener ligeros problemas en los momentos en los que crucemos una puerta y la cámara cambie de orientación ya que será muy fácil entonces, si estamos pulsando el mando de dirección, que la volvamos a atravesar sin querer. Por fortuna no es algo que entorpezca el desarrollo del juego en sí más allá de dichos instantes. Además de luchar también tendremos que hacer frente a diversos puzzles de la más variada índole. Eso sí, ninguno es especialmente complejo aunque requerirán de cierta habilidad.

En lo técnico vemos un juego con estilo propio, aunque quizá no cumpla las expectativas de quienes están acostumbrados a los gráficos realistas. Lo importante es que el conjunto se muestra sin ningún problema y cuya ambientación pronto hará que dejemos de preocuparnos por este aspecto al sumergirnos en una historia mucho más compleja de lo que aparenta ser en un principio. Por otra parte y a pesar de que, como ya dijimos, la torre es la zona principal, podremos visitar también otros enclaves cuando nos adentremos en los sueños de Moonchild, todos ellos diferentes entre sí. La música a priori no destaca de una manera especial pero tampoco desentona, al igual que los efectos de sonido. Durante la aventura es el mago y mentor de Moonchild quien guía y relata a la protagonista las historias sobre el dragón negro, la torre y quienes guardan alguna relación con ella, todo ello subtitulado a nuestro idioma. El juego cuenta además con una agradecida opción en el menú que nos permitirá volver a leer todos los diálogos y textos hallados previamente para poder recordar en cualquier momento lo que va sucediendo.

Valoración personal

Toren” no es un juego largo aunque, como es normal, ello dependerá de lo habilidosos que seamos. Su duración sin embargo hace que sea más fácil volverlo a jugar, ya sea para revivir la historia o para desbloquear alguno de los trofeos que no hayamos sido capaces de sacar la primera vez. Personalmente ha supuesto una grata experiencia y su historia es de las más curiosas, a la par que bonitas, que he tenido la fortuna de conocer en los últimos tiempos. Si no os cerráis en banda por los prejuicios y le dais una oportunidad, estoy seguro de que más de uno encontrará en este juego una pequeña joya que merece la pena disfrutar y guardar.

Análisis: Beyond Eyes

El primer artículo del blog está dedicado a un bello juego indie de PlayStation 4 que cautiva por su sencillez y atractivo visual…

Bienvenidos a nuestra sección de análisis de juegos actuales. El juego que va a tener el honor de inaugurarla es “Beyond Eyes” en su versión para PlayStation 4 aunque también está disponible para Xbox One, Windows y Linux. “Beyond Eyes” nos pone en la piel de Rae, una niña ciega que se hace muy amiga de un gato llamado Nani y al cual sale a buscar cuando este deja de visitarla. Continuad leyendo para ver qué tiene que ofrecer esta original creación del estudio Tiger & Squid a quienes os animéis a jugarla…

En GAMALT pensamos que lo más importante de un videojuego es su manejo, su control, y será lo primero que comentaremos en todos los análisis que iremos compartiendo con vosotros. En el caso de “Beyond Eyes” el control es sumamente simple. No habrá pues que recurrir al uso de muchos botones ni combinaciones complejas, ya que el juego solo requiere de un stick (el izquierdo) para mover a Rae, el derecho para situar el ángulo de la cámara a nuestro gusto y el botón X para realizar determinadas acciones llegado el momento.

La historia de “Beyond Eyes” se narra a través de un prólogo, seis capítulos y un epílogo cuya duración puede variar dependiendo de si nos dedicamos a ir directos a nuestro objetivo o si, por el contrario, nos paramos a recorrer todos los rincones de cada uno de los escenarios. Esto último cobra aquí más sentido que en ningún otro juego puesto que, para plasmar la falta de visión de Rae, sus desarrolladores han optado por una técnica que va “pintando” todo aquello que la niña tiene más cerca. Ello, unido a un estilo visual “a acuarela” de todos los elementos en pantalla hace que el juego se presente como un lienzo en blanco que, poco a poco, se llenará de color y de vida a medida que avancemos.

En su apartado sonoro, el juego hace uso de una música suave que se escucha únicamente en momentos clave. Durante el resto del juego solo oiremos el sonido que harán los zapatos de Rae al pasar diversas superficies además de aquello que vayamos encontrando, ya sea un animal, una corriente de agua o un objeto mecánico por citar algunos ejemplos. Como todos los juegos actuales, “Beyond Eyes” tiene una serie de trofeos/logros que podremos desbloquear se cumplimos los objetivos que se nos pide, aunque aquí hay que decir que como la mayoría ocultan de inicio su descripción no será tan fácil como pueda parecer el hacer el cien por cien a pesar de su corto número.


Valoración personal

Beyond Eyes” es una preciosidad, se mire por donde se mire. Su desarrollo tal vez sea demasiado lento para algunos pero invita a ser rejugado gracias en parte a los trofeos/logros y también a la posibilidad de, una vez concluido, elegir cualquiera de los capítulos de manera independiente. Su estética, sencillez de manejo y su historia lo hacen ideal para cualquier persona, incluidos los más pequeños de la casa. Una pequeña obra de arte que se ha convertido, por derecho propio, en uno de mis juegos favoritos de los últimos tiempos.