The Turing Test

0
(0)

Hace poco pude probar el servicio de juego en streaming de Sony, PlayStation Now, gracias a una prueba gratuita que a pesar de no haberla aprovechado en su totalidad sí me ha dado al menos para conocer un poco mejor esta forma de acceder a los juegos. La mayor parte de lo que probé pasó sin pena ni gloria por mis manos pero entre todos ellos hubo un título que lograría engancharme hasta acabarlo, y es precisamente el que me dispongo a analizar hoy…

“The Turing Test” nos sitúa en un hipotético futuro donde el ser humano ha logrado llegar en su colonización a mundos tan lejanos como Júpiter y, en concreto, a la luna Europa. La historia comienza en una estación espacial en órbita alrededor del satélite pero enseguida, tras una primera toma de contacto con el juego, nos dirigimos hacia la mencionada base que es donde tiene lugar la trama mientras ponemos a prueba nuestras habilidades en la resolución de puzzles, que son el núcleo del título y todo a lo que nos enfrentaremos a lo largo del mismo.

Tal vez sea cosa mía pero creo que cualquiera que juegue a “The Turing Test” encontrará enseguida similitudes con el clásico “Portal” de Valve, ya que la ambientación de uno y otro son bastante parecidas, por ejemplo, en el hecho de estar solos en una instalación de pulcro aspecto repleta de mecanismos cuyo funcionamiento hay que descubrir para poder avanzar, contando para ello con la única “ayuda” de una computadora dotada de una gran inteligencia artificial.

Pero tanto los puzzles como su resolución poco tienen en común más allá de la clase de entorno en la que nos movemos porque aquí no hay forma de atravesar paredes ni de llegar a sitios imposibles. Ava, la protagonista, es un ser humano corriente que se ha de valer de su mente para resolver los numerosos acertijos que se basan, en su totalidad, en el mismo principio: abrirse camino hasta la siguiente cámara, activando para ello las puertas y otros mecanismos mediante el uso de esferas de energía.

Para manipular estas esferas, Ava cuenta con una especie de “pistola” en la que podrá llevar hasta tres de ellas, además de cargar e interactuar con otros objetos que irán siendo útiles y necesarios a medida que avancemos. A grandes rasgos, así es como se juega a “The Turing Test” pero también será posible “coger” elementos que nos irán contando cosas acerca de cuanto ha sucedido antes de nuestra llegada. Sin embargo, seguir el hilo de la historia no ha sido esta vez tan fácil como en otros juegos y luego diré por qué…

Antes toca hablar de su apartado visual. “The Turing Test” hace buen uso del Unreal Engine 4, aunque debido al propio diseño de los escenarios quizá con otro motor se hubiera conseguido un resultado idéntico o al menos muy parecido. Las diversas salas no presentan, como pasara con “Portal”, un gran detalle porque tampoco lo necesitan, aunque efectos como el de los reflejos en según que superficies están bastante bien conseguidos y no afectan para nada al rendimiento. A partir de cierto momento (no diré cuándo), será posible observar desde otro ángulo a Ava, apreciar su apariencia y alguna animación dependiendo de dónde nos hayamos detenido.

En cuanto al sonoro, una suave música nos mantendrá en tensión en todo momento, reforzando esa atmósfera agobiante y acrecentando la sensación de soledad. Las voces de los diversos personajes están en inglés, y aquí viene el problema que mencioné antes pues los subtítulos, al menos en la versión que yo pude jugar, también estaban en dicho idioma (otro asunto es el de su minúsculo tamaño), lo que dificulta la comprensión de cuanto se dice si no dominamos al menos un poco. Pero para un mayor desconcierto, y aunque no afecta directamente a la trama, durante el juego encontraremos algunos audios que podremos reproducir pero que, por desgracia, no vienen subtitulados, con lo que todavía se nos hará la tarea más difícil.

A este respecto me sorprende que a día de hoy un juego nuevo no llegue al menos traducido a nuestro idioma. Personalmente no es algo que por lo general me moleste en exceso porque el hecho de ser un jugador veterano implica haber estado en esta situación durante la mayor parte de mi vida como tal pero cuando, como en este caso, la historia es un elemento tan importante, creo que lo suyo a estas alturas es procurar que todo el mundo pueda conocerla y seguirla sin problemas de este tipo. Sus razones habrán tenido para no hacerlo pero no creo que les hubiese supuesto un gran esfuerzo, ni económico ni de tiempo.

De todas formas, y a pesar de lo que acabo de comentar, “The Turing Test” es un juego muy recomendable si os gustan los títulos basados en la resolución de puzzles. De hecho, aunque ya lo terminé y logré sacar además todos los trofeos, estoy planteándome hacerme con él porque siempre, al igual que me ha pasado con “Portal”, puede apetecerme volver a retomar el reto y, si pasa mucho tiempo, a lo mismo me vuelvo a atascar como me pasó en más de una ocasión hasta que di finalmente con una solución en ocasiones mucho más sencilla de lo que en un principio había imaginado.

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Sé el primero en puntuar este contenido.

Síguenos en
Twitter
Visit Us
Follow Me
Instagram

4 comentarios

  1. Gran reseña, me hiciste recuerdo que tengo que ponerme con esto juego, siempre me ha llamado la atención y creo que lo regalaron en Epic. Aunque se que este y el Talos Principle (siempre los confundo) están disponibles en el Gamepass de momento. Y es que los juegos de este título me llaman, precisamente desde que se me ocurrió probar un rato Portal y me lo termine pasando en un tarde y enamorándome de la propuesta.

    Un gran saludo!

  2. Si te gustó "Portal" yo pienso que este también lo hará, al menos en cuanto a la mecánica del juego porque, como comento, la ambientación es muy parecida y los puzzles, que al principio son muy sencillos, se van complicando y en algunos casos son bastante retorcidos. Sí, creo que lo disfrutarás…

    Gracias, Zhols, por pasarte por mi blog y comentar. Saludos.

  3. Quería probarlo por el pass, pero que sea íntegramente de puzles y encima en ingles para las pistas no me llama… La verdad es que no tengo problemas con el idioma de Shakespeare, pero si como tu dices se ven mal los subs y encima contienen pistas para resolver los acertijos… Pues no se… Quizás acabe dándole un tiento, pero ando muy dudoso, tras leer la reseña

  4. No, a ver, no es que contenga pistas para los puzzles. No, para resolverlos no hay ayudas pero se hace difícil seguir la historia primero por estar todo en inglés y segundo por el tamaño de los subtítulos, que cuesta leerlos. Lo peor es que algunos audios extra que se van encontrando no están subtitulados y ahí sí, a no ser que uno domine el idioma, es muy complicado enterarse (yo apenas pillé algunas cosas sueltas)…

    De todas formas, si el hecho que sea enteramente de puzzles no te llama tampoco creo que lo vayas a disfrutar pero eso está en tu mano descubrirlo. Gracias, Spiegel, por pasarte y comentar el post. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *